Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Soy moderna

Cuando el destino te envía mensajes a golpe de palos hay que comprarse un diccionario español-drama, drama-español y saber interpretarlos. Mi ordenador ha dicho puffff 2 veces en una semana, pasando previamente por la UCI y un formateado que le ha limpiado el alma. Comprar, usar, tirar. Obsolescencia programada. La panacea tecnológica no dura eternamente. El amor tampoco.

Asumiendo la necesidad de shopping (no nos engañemos, querer es necesitar), la duda existencial era to be or not to be a mac girl. Pues bien, soy moderna, me he comprado un mac. ¿Qué pasa?



Analicemos la magnitud de la tragedia:
1. Gafapasta de buena familia, de las de soy intelectual pero super liberal, de las de Prada o Versacce que combinan fenomenal con mi chupa de cuero vintage comprada en los Encants, previamente regateada a una gitana.

2. Piercing en la lengua, de los de: hala tia tienes un piercing! que fuerte! eres fuego tía! vas a ir al Primavera? tienen un cartel que va a dar mucha rumba! la entrada del Sonar next week, nos conectamos por skype y la compramos juntas, vale tía?

3. Vespa como medio de transporte. No podía ser una scooter cualquiera, no, tenía que ser o vintage, que es lo mismo que decir la ropa de mi madre o la moto de segunda mano. Eso si, el finde quedamos y nos damos un paseo en bicing por la Barceloneta y luego hacemos el aperitivo en uno de esos bares tan auténticos, vale tía?

4. Reciclaje como filosofía, ser ecotrendy como modo de vida. Me explico, se puede ser sostenible sin ser una jipe. Una moderna no deja de ducharse para ahorrar agua, si eso comparte la ducha. Una moderna no va de tupper-guarro eternamente, busca restaurantes cool y baratos o cena a base de quintos y aceitunas. Una moderna aprovecha el tiempo en metro con su iphone, no pierde 40 minutos en bici para ir al trabajo.

5. Facebook y twitter para estar conectada globalmente. Mis amigos son del mundo, multiculturales, la riqueza de las nacionalidades y las razas para salir de los endemismos de derechas de este país. Té tuiteo dónde estoy, what's up? Vaya, me has etiquetado. Me gusta. Ya no necesito llamarte, tengo una blackberry. Amigos, acabaremos hablando con nosotros mismos, eso si, con las yemas desgastadas de tanto piular.

6. Vivo en Barna, vivo en Gracia, el barrio es lo más de lo más, gentrificado pero conservando el carácter auténtico de sus plazas y bodegas. Quedamos para un vermú? El Eixample es cosa de nenazas, de parejitas felices en edad de procrear, de abueletas burguesas.

Ya lo veis, solo me falta dejar la birra y pasarme a beber... vinagre de moderna!
Eso si, si se me escapa de las manos, avisadme please.

1 comentario:

  1. OOOOOOLE!!!!
    Vivan las manzanas tecnológicas, vitamínicas y libidionosas! Has mordido y has sido expulsada para siempre del paraíso de lo convencional para entrar en el limb de lo más...
    Welcome 2 the club, un día presentamos a los Macbook respectivos, a ver si hay "conexión"..!

    ResponderEliminar