Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Mañana

Mañana llega el "home dels nassos". Un hombre que tiene tantas narices como días tiene el año. Dicho en otras palabras: con mucho morro. Si has sido un niño malo te mete en el saco y te pierdes el fiestón de nochevieja. Si has sido bueno te paga una Miau 5 estrellas. No, no estoy hablando de la nariz de Belén.



Mañana también es la San Silvestre, en honor al gato que durante décadas intentó perseguir a Piolín sin éxito. Algunos se pondrán a correr para acabar el año con salud, y no con problemas estomacales derivados de la ingesta excesiva de productos altos en colesterol. Yo me preparo para que me hagan al horno, manzana en la boca incluida.

Mañana es Nochevieja, como si el día 1 todos estuviéramos como nuevos. Como si la sabiduría que nos da un año más evitara el tropiezo continuado con la misma piedra en el camino, la que nos enseñó que nuestro destino era rodar y rodar, a ritmo de corrido mejicano, entiéndase. Justo después es año nuevo, como si fuéramos aves fénix que renacen de sus cenizas cada 1 de enero. Con mi renacimiento no contéis hasta el día 3, mi madera es de las que hacen poca brasa. Tampoco tengo las lágrimas del Fénix, no el del equipo A, el ave, no el tren, el pájaro. Vaya, que si lloro no lo curo todo, aún siendo doctora.

Mañana me pondré bragas rojas. Me las trajo Papa Noel, supongo que cansado de duendecillos orejudos y poco atractivos. Ahora se tira al culto al cuerpo y sólo pide azafatas buenorras. Si queréis repartir regalos en trineo, apuntarse en el INEM. no hay nada más antilividoso que unos calzonillos rojos. Sacadlos rápido y cerrad los ojos.

Mañana me beberé el cava (catalán, como no) con toda la bisutería de plata que haga falta dentro, de la buena, no de la que caga la gata. Dicen que trae suerte, yo de eso pido 2 tazas, como el caldo en días de resaca.

Mañana nos pelearemos por el canal de TV en el que seguir las campanadas, como si el ritmo fuera diferente según las variantes geográficas. Intuyo que, en esto, seremos clasicones, la 1 y desde la puerta del Sol. Ese Km.0, para ese año 0, para esa década 0, porque señores, este año si, cambiamos de década.

Mañana espero que los tíos se afeiten, tanto beso y tanta felicidad con barba de 3 días me irrita las mejillas y paso de parecerme a Heidi a convertirme en la manzana envenenada de Blancanieves, mala hostia incluida. Vaya, que no necesitaré bragas rojas.

Mañana, cada vez que pienso en él me parece más y más lejano y luego va el jodido y se convierte en el Ayer, lleno de anécdotas, de lagunas mentales, de litros de vino, cava y ron-cola y de secretos confesados a la luz del sexto gintonic.
Ay, Mañana, espero que el ayer recuerde hasta el último trago...

martes, 21 de diciembre de 2010

Navidad sangrienta

Ayer recibí una llamada del banco de sangre del Hospital Clínic. Resulta que hoy operaban a un paciente y no tenían sangre de mi grupo. Soy rara hasta para eso. Pues nada, a levantarse pronto y a que me claven agujas, pero sin vudú, entiéndase. Si hubiera sido atleta sólo tendría que abrir la nevera para pillar una bolsa colorada energética. Pero no, he nacido perra y perra moriré. Eso si, solidaria.


Medio litro menos. Con las birras que me bebí ayer fijo que el paciente se despierta con resaca. Y es que, no nos engañemos, mi sangre limpia lo que se dice limpia... creo que no se podría comercializar como true blood, aunque estaría dispuesta a dar mis 5 litros a un vampiro buenorro si se la toma con un chorrito de bebida de malta.


Es oficialmente Navidad. El hecho me produce repulsión y solidaridad a partes iguales. Que se queden toda mi sangre si con ello pudiera evitar los villancicos en centros comerciales, las felicitaciones cibernéticas y la falsa alegría de pasar días en familía. Es Navidad, ¿y qué? yo soy mucho más feliz en agosto, mojito en mano y crema protectora en la piel.

Es Navidad, hacemos cola en la adminsitración de lotería (el gato negro en la ciudad condal, Doña Manolita en la capital del reino). La vermutería Tano me ha vendido un número. Como todos los españoles y parte de los ludópatas estamos convencidos de que es caballo ganador.Eso si, los mejores boquerones en vinagre los tenéis en esa esquina del barrio de Gracia.

Para desentonar con el ambiente pseudocordial prenavideño aquí va un relato corto de terror, de lo mejorcito que he leído últimamente:

MUERTE A LA NAVIDAD
Papá Noel corría por las oscuras calles de una ciudad en llamas. Jaurías
humanas pasaron junto a él pero tuvo tiempo de esconderse detrás de un
contenedor ardiendo antes de que le viesen. Se le quemaron las manos al
apoyarse y se maldijo.
Estaba cansado, tenía flato y el traje destrozado, pero había
conseguido deshacerse de los perros que le habían mordido por todo el
cuerpo. Pensó en el pobre Rudolph con su naricita roja y en los demás
renos, siendo torturados y descuartizados por aquellas personas
enloquecidas.
Asomó la cabeza para ver si podía salir de su escondite para seguir
huyendo. Fue un error.
—¡Eh, está ahí! —gritó alguien.
De repente se vio rodeado de una multitud de hombres y mujeres
armados con hachas y cuchillos y bates de béisbol. Matrimonios que habían
dejado maniatados a sus hijos en la cama.
—¡Muerte a la Navidad! —decían a coro con ojos plagados de
telarañas rojas— ¡Muerte a la Navidad!
Papá Noel sólo pudo emitir un único y repetitivo pensamiento agónico
antes de que le molieran a golpes, le arrastraran por la ciudad en llamas y
le descuartizaran.
¡PUTA CRISIS!

Relato de Juan de Dios Garduño
Asociación Española de Escritores de Terror

martes, 14 de diciembre de 2010

Galgos sin fronteras

Hoy he desarrollado una conjuntivitis perruna, de esas de legañas hasta en la sopa. Mi madre me dice que me ponga manzanilla, yo sin aceitunas no lo veo nada claro... Hace días que tengo olvidada mi sección "Diossss, como pasa el tiempo". Un dato: Mario Bros ya tiene 25 tacos, como los Tenesee.



Estamos en plena tormenta operación galgo. Una vez más los señores/as que se dedican a poner nombres a las operaciones la han clavao: los entrenadores han corrido como perras a sus neveras para tirar por el retrete las psicosustancias poco legales que coleccionaban.

Y digo yo, ¿por qué se empeñan tanto con el dopaje? Sabiendo que los dopadores le sacan 5 pueblos a los anti, dejemos que los atletas se dopen a diestro y siniestro, ¿no? Pensad que las competiciones ganarían en espectáculo, el de ver un infarto en directo. Lanzo la idea sin patentarla, creative commons para todos.

Dicen que si vas a casa de un ciclista a tomar el vermut lo único que te sacará de la nevera es una bolsa de sangre, a lo true blood. Ya lo dijo Indurain "nadie sube el Tourmalet con un plato de macarrones", ¿entonces? Amigos, this is Spain, somos trileros por naturaleza, hasta en el mercado queremos que nos regalen el perejil (y cómo nos ponemos cuando nos lo quita Marruecos...).

No sé pa qué tanto escándalo, si a Fabra le ha tocado la lotería 9 veces en 10 años (nota: la probabilidad matemática de que os pase eso es de 1 entre 38.000.000.000) digo yo que no vendrá de unas cuantas pastillitas ¿no? Todos sabemos que la mejor manera de blanquear dinero es comprando billetes premiados por el doble del premio. La banca no siempre gana, excepto en el monopoly.

Al tema, dicen los futbolistas que ellos no se dopan, sólo duermen en cámaras hiperbáricas, vaya, lo mismo que irte a vivir a La Paz, pero con la calefacción puesta. Sea como sea, la medicina deportiva y la antideportiva avanzan a pasos agigantados. El mini-Messi seguro que tomo vitaminas hormonales de crecimiento, sinó todavía no los tendría negros. O no, quién sabe. La cuestión es que si los patrocinadores no te empujaran al abismo de la competitividad extradeportiva seriamos todos moros, o cristianos (pero no ronaldos, eso nunca).

Como nadie está libre de pecado, guardad las piedras, así cuando se os acabe el paro podréis decir eso de "menos da una piedra". Hasta entonces yo voto por los galgos sin fronteras.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Estamos de centenario

Más que un puente ha sido un acueducto más largo que el de Segovia. Otro día os hablaré de Euskal Herria, mi destino de road movie holidays inn. Hoy a otra cosa mariposa. No sé qué le pasa a mi family pero es propensa a los grandes aniversarios. Primero, las bodas de oro de mis progenitores. Ayer, el centenario de mi Tata.



100, ni 300 ni espartanos, hablamos de años, no de cuerpazos (aclaración debida a las mentes malpensantes que tenéis). La pequeña de 4 hermanas (agárrate el gallinero que era esa familia) dicen que cuando nacio era sana, pero más fea que pegar a un padre. Encima luego nos sale tetona y claro, a sus hermanas no se les ocurre nada mejor que apretar las tetas a base de bendajes. Piernas de vértigo, sonrisa a lo Julia Roberts y bailando el tango mejor que la mismísima Evita. Irresistible vaya. Ha vivido 2 guerras mundiales, una guerra civil y el mundial de la roja.

Roja hasta la médula era. En la guerra se enamoró de un anarquista de la FAI. Se casaron por lo civil, ella con un traje Chanel azul marino. Él se exilio a Francia y se pasó 3 semanas al otro lado de la frontera enviándole mensajes para que le siguiera. Los campos de concentración europeos debían acojonar. Se quedó en el pueblo y nunca más se enamoró. Enfermera sin título de profesión, curaba a maquis y a nacionales. Almudena Grandes relata los 11 dias en los que los republicanos intentaron reconquistar España via el Valle de Aran. En mi pueblo había una boda cuando entraron. En mi casa se escondió un policía nacional. Le escondimos 4 días, al quinto se le disfrazó de mujer y la Tata le acompañó al monte. Con esa delantera y esas piernas los militares sólo la miraban a ella.

Tuvo un bar, de nombre "el Polvorín". Dicen que reventaba las noches de borrachera. Tuvo una tienda de ultramarinos. Yo, con 5 añitos, vi un fajo de billetes en una mesa y lo pillé. Era fiesta mayor e invité a "caballitos" a los coleguis. Mi madre se encargó de collejearme debidamente. Desde entonces, mi apodo de guerra es Marnie, la ladrona.

Dicen que su vida es digna de película. Dicen que la edad tiene un componente genético. No me veo yo soplando los 100, la vida me trata bien, son las noches las que me tratan mal. Ya veremos, yo mientras tanto sigo sus 2 consejos:

1. Diviertete todo lo que puedas sin hacer daño a nadie. Siempre dejo la recortada y el cuchillo jamonero en casa, me lo puedo clavar al bajar de los podiums.

2. Cuando estes triste o sufras siempre piensa que lo que te pasa no es la muerte de cien hombres. Vaya, que no exageremos que puede ser mucho peor.

Pues eso, tarta de cumpleaños y cava para todos. Estamos de centenario.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Spaniards

El truco para corregir una montaña de trabajos de estudiantes y no morir en el intento consta de diversas variables:
A) que escriban sobre algo divertido y potencialmente publicable en vaya drama.
B) pídeles su opinión para evitar wikipedias.
Aquí estan las perlas que mi boli rojo ha perseguido en las últimas horas sobre los estereotipos que tenían mis Erasmus sobre los españoles.



The winner is esta disertación:

Para muchos el típico español come nada más que paella y aceitunas y bebe vino de La Rioja. Él baila flamenco y trae un sombrero. Toda la vida española es una fiesta, donde se escucha Juanes y Shakira y bebe tequila y sangría. Y cuando la gente no es de fiesta, está en la playa o duerme la siesta. Se dice que el color preferido del español es rojo, así que compra ropa roja y coches rojos. Todos tienen el pelo moreno y los ojos castaños. Las mujeres son temperamentales y los hombres son machistas. Siempre hablan en voz alta y todos al mismo tiempo. Ser espontaneó vale más que la puntualidad y la frase “No pasa nada. ¡Tranquilo!” es la más frecuente. Aunque se dice que son muy desorganizados y abiertos, también son muy religiosos y solamente hay católicos. Su segunda religión es el fútbol. La familia vive junta: Siempre hay una abuela que cocina mucho y lleva un collar de oro con un cruz y muchos niños. Son vagos y duermen hasta las doce. Y para acabar la lista de estereotipas: Los españoles y los italianos son iguales. Estudiante alemana dixit. Le he puesto un excelente por condensar todos los estereotipos en pocas lineas.


Estoy por ponerme la bata de cola y dejar que un macho moreno con ojos negros me agarre por la cintura y me haga bailar flamenco mientras bebemos sangria... Ay, Banderas, cuanto daño has hecho en Hollywood... ¿y tú Pe? no podrías ser rubias no... Mañana prometo dormir hasta las 12 bajo mi sombrero mexicano! Ahora, lo peor que me han dicho nunca es que soy igual que una italiana... ¿tengo cara de querer tirarme a Berlusconi o qué?

Juventud, divino tesoro (Vino, di vino, juas juas). Es más: Another typical stereotype of Spain is the presumption that everybody wears a sombrero and rides a donkey. O todavía mejor: In my opinion the noise levels in Spain are definitely higher than those in the UK. O incluso: The typical Spaniard is not a very hard working, constantly drinking wine and eating jamón ibérico. Ahora entiendo mejor el porqué de la crisis... ¿ZP no te das cuenta que quitando los 400 euros no arreglas ná de ná?


Y finalmente la gran verdad: Atormentan a los toros hasta el límite y no tienen una conciencia ambiental, porque el paisaje está lleno de basura y las calles de las ciudades también. Sucios, que sois unos sucios! Eso es porque no han visitado Napoles, sin lugar a dudas. Será por eso que no nos dejan organizar el mundial... los rusos beberan vodka a todas horas, pero son limpios.


Amigos, asumamos que los franceses no nacieron con una baguette bajo el brazo, que los alemanes no solo beben cerveza, que no todos los belgas son pederastas y que los holandeses no fuman porros desde que se levantan. Europa, mi querida Europa ¿existes en algún sitio más que sobre el papel? 

La culpa de los spanish eyes de Elvis...