Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 24 de enero de 2011

¿Emprendedora yo?

Os tengo abandonad@s, lo sé. He entrado en una de esas cíclicas espirales que te arrastran por los pelos tal fémina enfadada protagonista de DEC; una de esas que, como a las vacas del estado norteamericano de Ohio, te sacan volando con la lengua fuera y te hacen subir hasta salir despedidas del centro de altas presiones; una de esas que te marean solo de pensar en lo que te queda para salir de ella. Ay amigos, dos cosas han quedado claras en este silencio bloguero: 1) además de escribir tonterías también trabajo (Ja!) 2) la vida del autónomo autómata es más dura de lo que pensáis.



La pregunta del millón de dólares: ¿quienes son los autónomos? ¿heroes o pringaos? Ambos, a lo Cálico electrónico. Lo primero por sobrevivir en tiempos revueltos; lo segundo por apoquinar mensulamente para mantener un sistema que no nos da ni paro, ni baja, ni pensión digna cuando nos jubilemos a los sesenta y muchos, ni pa pipas, vaya.

Emprendedores nos llaman ahora. Suicidas, supervivientes, ilusos y utópicos son sinónimos oficiosos en la RAE. Hay palabras que se ponen de moda y la innovación es el trendy topic del momento. Qué le vamos a hacer, hay algunos que creemos que la globalización sin multinacionales sería mucho mejor, que el grande no siempre se comerá al pequeño, que no todos cambiarán las ideas y la libertad por un sueldo fijo a final de mes. Me leo y pienso: Vaya chorrada, muchos ideales pero te acabarás prostituyendo, comprando rodilleras en las rebajas para superar la cuesta de enero.

¿De qué te quejas Drama Queen? como jefa de mi empresa de 1 trabajador, yo misma elijo mis vacaciones, autodespido a mis empleados, les subo y bajo el sueldo según el calendario lunar y les quito los ticket-menú como medida anticrisis. El vestuario de trabajo nunca ha sido un problema, permito trabajar en pijama los días frios, y en chanclas, pareo y bikini los húmedos de verano. Compagino el trabajo con la compra en el mercado, las lavadoras y las cremas de calabacín. Cada día es una cena navideña de empresa.


Me quejo por vicio, como los sindicatos, como la oposición pepera, como todo dios y su madre. Si has nacido en este país te quejas, es inevitable, pero en el bar, nada de manifestarse, nada de huelgas, nada de nada, eso no va con los autónomos, somos de persiana medio cerrada. Ir por tu cuenta es como una montaña rusa, trabajas 14h seguidas incluyendo fines de semana para llegar arriba y caes en picado el día menos pensado. ¿se le puede poner precio a eso y pagar con Mastercard?Aguantas y te quejas en el bar. Emprendedores... con un poco de gasolina seguro que em-prendemos.

Somos uno de los países de la UE con mayor porcentaje de trabajadores por cuenta propia, el 17%. Tanta negociación colectiva, tanto sindicato empresarial, tanto piquete y tanto trato de esquirol, empiezan ya a molestarme. Tanta innovación, tanta Barcelona Activa y tanto MBA también. Que nos hagan una ERE por favor, que no me hagan declarar el IVA 4 veces al año ni recoger tiquets por las papeleras para que me desgraven. A ver si el gobierno nos ayuda también a nosotros. Ya sería hora.
No finjamos que todo va bien, no es time to pretend.

3 comentarios:

  1. Te entiendo, sin más.....

    ResponderEliminar
  2. Te has olvidado decir que los autónomos nunca pedimos baja por enfermedad. Ergo: ser autónomo es bueno para la salud.

    ResponderEliminar
  3. Los autónomos somos ciborgs, inmortales!!

    ResponderEliminar