Se ha producido un error en este gadget.

martes, 29 de junio de 2010

Eth Haro: cuestión de identidad y pérdida de dignidad

Ayer murió el estado federal, un minuto de silencio por favor... ¿ya? pues aquí tenéis el mejor inicio de canción de todos los tiempos, excluyendo el final countdown de Europe.



Sería precipotado por mis partes adelantar acontecimientos y hacer análisis en caliente de la sentencia del Estatut. Hace calor, prefiero el gazpacho bien frío, como las venganzas de las pelis del oeste; ya saldremos a la calle, aunque no se sabe si a protestar o a tomar unas cañas en una terracita. Ya sabéis que si algo une a españoles y catalanes es la boquilla, protestar airadamente entre pincho y vino y hablar en catalán en privado, como Jose Mari, pero a la que hay que mover un dedo... vaya que seguro se protesta más por prohibir el botellón o el tabaco que porque un tribunal de pacotilla tumbe algo aprobado en referendum y por un Parlamento democrático. Cuní dice que la mani es para el 10 de julio, a las 18h, anotadlo en vuestras agendas. Prometo un post sobre esto en unos días, don't worry. Y pido a los peperos, nacionalconvencidos, anticatalanistas, seguidores de la roja y demás subgrupos del inframundo político que lo comenten, a ver si somos capaces de dialogar sin insultarnos.

A otra cosa mariposa. Este largo puente de San Juan ha dado mucho de si: una fiesta mayor, una boda y un play-back, cada cual tanto o más dramático que el anterior. Os lo explicaré por capítulos, a lo Falcon Crest.

La semana pasada mi pueblo, Les, salió en los medios por 2 motivos, una explosión de gas que nos dejó con un estanco menos y miles de pitis desparramados por la calle; la fiesta mayor, era crema deth Haro. Las mentes más lúcidas asociarán de inmediato los 2 hechos: borrachera y peregrinaciones para buscar tabaco gratis, un poco mojado y con olor a gas, pero lo que no mata engorda.

Eth Haro de Les es una fiesta de origen celta, uno de esos cultos a la fertilidad que coincidían con el solsticio de verano. Ya sabéis, buena cosecha, muchos hijos y malos espíritus bien lejos. La tradición pagana se cristianizó y se modernizó y ahora tenemos un cura colombiano que todavía no ha aprendido aranés para poder hablarle al Haro.

Hechos lingüísticos como guarnición, eth Haro es un tronco de unos 15 metros que se va a buscar al monte, se pela, se abre con cuñas y se planta en la plaza (levantado a pulso con cuerdas y escaleras por los machotes del pueblo) el día de San Pedro, o sea hoy. Se deja macerar durante un año y se quema a fuego lento la noche de San Juan. Vaya, que tengo en la sangre una de esas fiestas del fuego rollo Patum de Berga. Por eso, cada año sientes una fuerza oscura que te impide pasar la noche del 23 de junio en otros lares. Algunos diréis que ya estamos otra vez con los nacionalismos, yo hablaría de identidad, aunque la única que muchos conocen sea la del documento nacional.

Aquí tenéis una fotico del Haro quemando y las Halhes girando, ¿mola no? a ver si os venis algún San Juan para verlo live. A lo que iba, tradiciones a un lado, la semana de fiestas se caracteriza por:

1. Ingerir descomunales cantidades de alcohol, dormir 4 horas y levantarse para ir al aperitivo del día 24 porque eres mujer de palabra.

2. Reencontrarse con viejos conocidos que, como tú, peregrinan cada año a las montañas a ver como quema el Haro. Hombre, ¿qué tal? ¿cómo te va? vienes poco por aquí ¿no? vamos a tomarnos algo, te invito. Fenomenal, un vichi por favor, no puedo más.

Suerte que al tercer día resucité de entre los muertos, digo, emigré al sur de bodorrio. Pero como mala hierba nunca muere volví el domingo, con la resaca de copiloto. Me enfundé el ajustado vestido de Camela y en el décimo aniversario del playback del pueblo entoné, tras ingerir 5 cañas, eso de tú te has burlado de mi, y pasas por mi lado para hacerme sufrir... no tendréis vídeo, todavía me queda una pizca de dignidad, la que ayer perdió Catalunya.

Eso si, el momentazo de la noche lo marcó mi madre que, a sus 73 años (ups, esto no debería decirlo... mama no lo leas!) interpretó el Barcelona de Montserrat Caballé. Las 500 personas de la sala se levantaron a aplaudir. Grande, muy grande.

domingo, 20 de junio de 2010

A ritmo de sintetizador

Ya no somos lo que éramos. Hace unos años me compraba el abono para los 3 días de SONAR, ahora a duras penas aguanto una noche. Amigos, la edad no perdona. Maldita edad, si me la encuentro por la calle se va a enterar, seguro que es rubia o italiana, o peor todavía, rubia italiana.



En la vida hay 3 tipos de personas, los incondicionales del Primavera Sound, los del SONAR y el resto. Desde que Kurt Cobain nos dejó precipitadamente y me reconvertí al universo electrónico, haciendo los primeros pinitos en la Florida, los Monegros y una infinita sucesión de raves allá dónde las octavillas anunciaban, mi vida avanzó a ritmo de house, techno, minimal y todas las subespecies con ADN de sintetizador. Si amigos, eso me pasa por crecer en un pueblo en el que lo mejor que podías hacer el sábado por la noche era huir.

Reconozco que la ruta del bakalao, el neng y las pastillas rojas, verdes y amarillas han hecho mucho daño a este tipo de música. Como si los indies de este mundo no compraran gramos de 10 en 10. La electrónica amigos no es lo que parece, o si, depende de tu subespecie:

1. Los guiris, invaden nuestra ciudad, con minifaldas de tubo, chanclas de colores y gafas ochenteras. Se les reconoce básicamente por su color rojizo gamba tras un día en la Barceloneta. A mi me dan ganas de darles palmaditas en el hombro, a ver si duele. Te das cuenta en la cola del baño, ese momento de urgencia y pedo que te posibilita hacer nuevos amigos y mantener conversaciones trascendentales sobre el tiempo que tarda una en mear.

2. Los nengs, el extraradio adolescente va en masa a Gran Via 2. Se les reconoce por sus pantalones cortos a cuadros, sus camisetitas adidas apretadas, sus gafas de sol en la cabeza, sus pulseras y cadenas de plata de la que cagó mi gata y sus pupilas más dilatadas que una vagina en un parto. Silbar rítmicamente, dar plamas y gritar "ueeeeeeee" en cada subidón de la música les delata de lejos, el acento de Cornellá lo hace en las distancias más cortas, como Brummel.

3. Los fieles nostálgicos, empezaron, como yo, en los 90 con Doctor Alban, Sensity world o Soulwax y nunca más han podido abandonar este hilo musical. Se les reconoce por ser treintañeros. Abundan las gafas de pasta, las canas y las camisetas con mensaje. Algunos de ellos ya van al Sonar Kids con sus churumbeles, otros como yo esperan que sus amigos procreen para poder enseñar lo que es un buen DJ y el mejor arte multimedia. Aunque, bien pensado, no sé qué amigo se atrevería a dejarme sola con su descendencia. Somos fieles al SONAR, pero por capítulos, con todo no podemos y el lunes hay que trabajar. La noche empieza a superarnos, el año que viene al de día.

Lo mejor de todo este año fue la vuelta a casa, rayban en su sitio para ocultar pupilas y caretos desencajados. Cosas de la vida, cuando lo único que quieres es teletransportarte a tu cama y dormir eternamente aparece el personaje de la noche: un abuelete que se sienta a nuestro lado en el metro y pregunta ¿Alberta? ¿eres Alberta? si hombre, la cabrera, ¿no te acuerdas? si te llevaba al cine de pequeña ¿cuántos años tienes ahora? ochenta y dos ¿verdad? En fin, el metro está lleno de personajes que necesitan hablar, buscan cariño en este mundo acelerado y despiadado. Si hay que ser Alberta la cabrera por un momento, pues una se pone en el papel y punto. Hemos nacido para hacer felices a los demás, y cuesta muy poco, por no decir que es gratis.

Y sinó siempre podéis hacer el camino de Santiago, como los 2 fantasmas rusos imagen corporativa del festival de este año. Un viaje espiritual para reencontrarse y dejar de una vez por todas al psicólogo. Si veis la peli Finisterrae, hay que fumarse un par de porros antes, avisados estáis!

miércoles, 16 de junio de 2010

Mucha, mucha policía

Todavía no lo hemos visto todo.
Si pensabais que las cargas policiales contra universitarios anti-Bologna, los cordones de seguridad en las manis de trabajadores, los controles de alcoholemia y los paseillos a lo Cayetano Rivera buscando tiquets de parking caducados de la urbana, eran, por decirlo finamente, lamentables, hoy os voy a contar 2 para cagarse y no limpiarse, como dicen en Santaco. Poesia y rock'n roll como hilo musical.



1. Historia de telecinco basada en hechos reales: 3 chicas de muy buen ver pasean por el Raval tras una suculenta cena a base de bravas, olivas, fuet de Vic y el patrocinio de Estrella Damm. Una patrulla de los mossos reduce velocidad al pasar por su lado y las escanea visualmente, ojos de coyote y el peor aire de macho hispánico se me pone dura porque llevo placa que os podáis imaginar. ¿Qué haríais si fuerais mujer? Un, dos, tres, botifarra de pagés, o lo que es lo mismo, sube aquí y pedalea.
Consecuencia: denuncia penal por falta de respeto a la autoridad. Si, si, mucho ministerio de igualdad pero amigas, todavía queda mucha ropa sucia que lavar. Y digo yo, ¿no hay nada más que vigilar en el Raval? alguna cédula terrorista, paquis que venden birra ilegalmente, prostitutas nigerianas y chulazos rusos. No sé, como si se van a tomar unas cañas en casa Pili, pero que nos dejen pasear en paz coño!

2. Burgos, no el queso, la ciudad, Castilla profunda: Detenido un boy disfrazado de policía que iba a una despedida de soltera. El chico alega que las esposas y la pistola de plástico se las compró en los chinos y que no paró ningún coche, santa inocencia. Ya veis, si os ponen los uniformes, que vuestra pareja no salga disfrazada a la calle, a no ser que sea cocinero, mecánico o granjero. Los bomberos está por ver. Lo que está claro es que dentro de poco los sex shop ya no venderán esposas, no vaya a ser que algún madero nos confunda con uno de los suyos. No le hagáis eso a vuestros padres, no os educaron para veros así.

Y digo yo, ¿no tienen nada mejor que hacer estos maderos? ¿en qué momento de tu vida te das un golpe en la cabeza para decidir ser así? Amigos, siempre rehuyo los catastrofismos, pero hay que reconocer que el futuro de este país está negro y no la tiene grande. Si los que nos tienen que proteger (¿de qué?) están en la delgada linea roja que separa la gilipollez de la seriedad, si disfrazarse es un delito, si hay que aguantar miradas lascivas para no ir por lo penal, si aquí el que no roba es porque es tonto, si... en fin, incluso mi idea de ir a las montañas a hacer quesos es de alto riesgo.

Apagad y vamonos, por lo menos así luchamos contra el cambio climático.

lunes, 14 de junio de 2010

Born to create drama

Me encanta la interactuación. Tengo peticiones de temas de debate, vídeos que colgar, historias personales que convertir en pelis de telecinco... si amigos, estáis alimentando este blog con vuestra propia existencia. ¿no es bonito esto?

Hoy no tendréis ni historia ni momentos musicales de hoy y de siempre, sólo imágenes.

La primera gentileza de Curly, born to create drama, y no in the U.S.A como Bruce. Me encanta la fanta! no sé porqué me he sentido identificada con la sonrisa de la niña... en fin, que si Freud levantara cabeza podría hacer su tesis doctoral con más de uno de vosotros, incluida la propia servidora. Y es que ya se sabe, si no hay drama, lo creamos y punto, ¿o vais a estar siempre con la postura del misionero?



El segundo reivindica más papel y menos ipad, iphone, ipod y todo lo que empiece con i y tenga batería que recargar. No se incluyen aquí los i-nútiles e i-diotas, aunque sean numerosos y estén colonizando la tierra no son innovación, son lagartos a lo Diana de V.
Book, el nuevo dispositivo de conocimiento bio-óptico organizado. Líder de ventas el día en que Matrix nos controle.



Sé que todavía no he hablado de la reforma laboral, estoy respirando hondo y contando hasta diez para teclear algo más que palabras necias para oídos sordos. Pero, ¿cómo queréis que no encuentre un drama diario en un país que no se queja por nada, excepto en la barra de un bar a la hora del quinto y el pincho? Si no fuera mujer me iría a Siria, pero como lo soy e ir tapada no es lo mío, quizá me aísle en una cueva en las montañas y me dedique a hacer quesos.

Con lo bien que lo hacían los romanos: sacrificar un político a los dioses para que todo esto se calme. Alea jacta est.

viernes, 11 de junio de 2010

Beirut rocks

Lo prometido es deuda, y sino que se lo pregunten a todos los embargados a los que les concedieron una hipoteca. Mis vacaciones (merecidas, o no, pero me las he tomado anyway) en el Líbano han acabado, con pena, pero también con gloria, la de descubrir un país que escapa de muchos de los tópicos asociados a los árabes.



Beirut rocks, de día, con el sonido de las excavadoras y grúas que desmontan lo que antes de la guerra era el city center para transformarlo en una sucesión caótica de rascacielos que se combinan con los restos memoria histórica que aguantaron históricamente 15 años de bombardeos. Urbanistas del mundo, si queréis ver lo que NO hay que hacer ya no tenéis que ir a Lloret o a Benidorm, id a Beirut y admirad la lógica de las empresas privadas. Urbanización dispersa, rurbanización, urbanalización y otros palabros sacados de alguna que otra manga allí se escriben con mayúsculas. Admirad el resurgimiento de una urbe sin ningún tipo de master plan del universo.

Y es que el espectacular paisaje libanés se caracteriza por estar en la red list de las especies en peligro de extinción. Todo se construye de nuevo, todo se cambia, poco queda ya de esa guerra civil, excepto la paranoica obsesión por la seguridad de los check points y de los militares en cada esquina. Beirut vuelve a ser el París de Oriente, todo es lujo aparente, todo son BMW y Mercedes, todo es Gucci, Chanel y Prada. Incluso nuestro tan querido como odiado Moneo se ha atrevido a rehacer el tradicional Zoco. Este es el resultado, Ortega también triunfa en Oriente Medio.
Y los cedros? sólo queda un 5% de los que eran el orgullo nacional, el símbolo de una bandera. Pero la espectacularidad de las cosas suele augmentar proporcionalmente a su grado de único, sino que se lo digan a la sagrada familia.

Beirut rocks, también de noche. Aquí el chador se ve substituido por los taconazos, la purpurina y los escotes hasta el ombligo. Si amigos, si los sirios cautivan con su mirada, las libanesas lo hacen a ritmo de Beyoncé. Incluso una dama de la noche como yo tuvo que reconocer que no tiene ropa en su fondo de armario para entrar a según qué clubs de Beirut. Por otro lado mejor, sigo con mi cruzada pro Vichi.

Si me tengo que quedar con algo del Líbano elegiría el sandwich de falafel, los mezze y los shis taouk. Nunca más volveré a comer un shawarma en el Raval con la misma hambre, a Dios pongo por testigo. Aquí nos venden basura adobada en pita.

Si pudiera cambiar algo sería, una vez más, a los taxistas, buscan clientes a golpe de bocina, haciendo imposible un tranquilo paseo perdiéndote por las calles de Beirut. Caminar en el Líbano es de bichos raros, el concepto acera no existe y los parques públicos y espacios verdes se reducen a poco más que esto:
Pero lo mejor del viaje fue el reencuentro con antiguos colegas del doctorado. Una de ellas me dijo: después del Ph.D, cuando cierras un capítulo de tu vida, se supone que nunca nos volveríamos a ver, cada uno a su país, a su vida, a sus cosas. Pues no amigos, Montreal connection se reencontró en Beirut. Y es que el destino te lleva por dónde le da la gana.
Who knows, who cares!

sábado, 5 de junio de 2010

Welcome to Syria

Por si estabais preocupados: estoy viva, pero no me hubiera importado morir en las calles de Damasco. Es un gran lugar para hacerlo, a lo Marco Polo, envuelta en sedas por una sobredosis de pistachos. Aquellos que todavia creen que Siria esta en el eje del mal que se coman un bakhlava, miren al este y repitan conmigo lo que todos los sirios hacen hasta la saciedad: welcome to Syria.



Si algun dia visitais este pais teneis que saber varias cosas sobre los sirios:

1. Matematicas, creia que las inventaron los griegos, pero comparado con la trigonometria siria son unos aficionados: si algo vale x tu pagaras 3x (y no es mas porno la cosa, no os creais). El secreto es simple y unico: regatear y conseguir decir NO al foulard de seda que siempre has querido tener en tu fondo de armario. Moraleja: en Damasco es oro todo lo que reluce, pero tiene un precio cuando no estas emburcada.


2. Aquellos ojos negros, mirarlos mas de 3 segundos te incomoda, no por pudor, a estas horas de la pelicula creo que ya no tengo de eso, sin embargo no puedes dejar de mirarlos, son adictivos, enganchan, son... vaya que en las calles de Aleppo me he enamorado cada 5 metros, pero como llevaba mi anillo de casada para evitar secuestros volvere con vosotros en breve. Moraleja: el amor existe, es un taxista sirio, o el vendedor de jabones, o el artesano de la plata, o el chico del te o el del bus de vuelta a Beirut... anyway.

3. el gran misterio, como son las mujeres sirias? guapas como ellos? feas como un camello? y lo mas preocupante de todo, como aguantan los 43 grados del desierto de Palmyra vestidas completamente de negro, tapadas hasta los ojos y con guantes? he llegado a la conclusion de que son sueprguerreros del espacio, eso, o tienen unos tipazos que te cagas por el efecto sauna. Moraleja: para presumir no hay que sufrir, lo maximo que te puede pasar en que miles de sirios miren tu escote y tus hombros, pero bueno, si ellos son felices, yo tambien lo soy. Amor para todos.


En Siria amigos, podeis conectar con la eternidad, con piedras de 4000 a.C todavia no se si no somos nada o si lo somos todo. Lo que se es que soy una de las 3 gracias, las otras 2 son mis colegas de viaje y hay una de ellas con caracteristicas especiales: the light of your eyes have the truth of the eternity. O almenos eso le dijo Nabil En fin, las anecdotas con unas birras y unos pistachos. Next stop: Libano.