Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 27 de febrero de 2011

Siempre nos quedará París

Está claro, cuando no quieres caldo siempre te dan dos tazas, cuando te arrancas una cana te salen siete y si encima dices digo, pues tendrás que decir Diego. Aquí y en Libia.



Hoy mismo ni eso, no por no querer ni tener algo que decir. No. Ya sabéis que, aunque hablar por hablar es tontería, hemos venido a jugar (y a emborracharnos pues nuestro equipo es el mejor). En fin, tenía anginas. Esa especie de cosa blanca que se agarra a tu garganta tal remora a su tiburón. Esa paparra laringil que no te deja tragar. Sí, ya lo sé, a veces es mejor no tragarse según que cosas. Broma fácil.

Los euros son los euros y los amigos son los amigos, unas anginas de ná no me han hecho renunciar a ninguno de los dos. Hasta aquí habríamos llegado. Ni el 23F haría que me quedara en casa. Pues aquí estoy hoy, intentando decirme buenos días a mi misma para comprobar que no me oigo ni yo. Afónica. Lo escribo para leerme, ya que no me oigo, bueno, y para saber que si alguno de vosotros me llama será para reirse de mi lamentable estado. No os pillaré el teléfono en varios días malditos cisnes negros!

En plazas peores hemos toreado, si, pero hoy yo tengo mi dictador particular, uno alojado en el palacio presidencial de mis amigdalas que no me deja ni ver TV3 ni declarar una nueva constitución. El muy cabrón controla los pozos de mi petróleo. Le regalo trajes y ná de ná. Del barco de Chanquete no nos moveran, ya lo dicen los libios.

Afortunadamente cuando no te dejan la palabra oral (no, esto no es una postura del Kamasutra), tienes la escrita. A utilizar con moderación, ya lo dicen los farmacéutic@s. Y es que tanta blackberry y tanto chat hacen que, cada vez más, tenga que soportar algunos "me bói a tal sitio", varios "ay que hacer esto" y frecuentes "iva a hacer lo otro". Se me clavan en el alma. Ni Baya baya aquí no hay playa, ni halla paz, porque el último que la halló esta bajo tierra. Como os lea otra vez esto "se va habe un follón" ...

Cuando no tienes voz -leer a lo Humphrey Bogart _ siempre nos quedarán facebook y twitter. Eso si, acuerdense de nuestra querida RAE.

sábado, 5 de febrero de 2011

Woman del callao

Niñas, estamos de celebración.

Si alguien sabe quien elige el patrón de un oficio que lo diga ahora o calle para siempre. Santa Agueda, una siciliana que se comprometió con Jesús y dió calabazas al emperador, como castigo éste la internó en un lupanar, dónde, milagrosamente, consiguió resistir a la tentación (y no en forma de manzana precisamente) y mantenerse virgen. Aplausos. Ya os podéis imaginar, eso acabó como el rosario de la Aurora: el bruto va y le corta los senos. Y yo con estos pelos.



Me pregunto por qué es la patrona de las enfermeras, si por quedarse sin carnet de amamantadora o por resistir virgen en un prostíbulo con su cofia blanca con cruz roja. No, mentes perversas, en esa época no llevaban minifalda, eso sólo pasa en clubs como el Bagdad.

Me pregunto por qué se santifica a una virgen. De sobras es sabido que el sexo es como las pipas, una vez las pruebas tienes que acabar con la bolsa, eso si, nunca te acuerdas de comprar. Cuando haces pop no hay stop. Por esta regla de tres pido la santificación de Gloria Trevi, la virgen de las vírgenes.

Me pregunto por qué ha pasado de patrona de las enfermeras a patrona de las mujeres. Si tuviera que elegir yo no eligiría a una virgen en un burdel. Montemos un referendum, ¿Maria Magdalena, la perra Laika o Simone de Beauvoir? Claro, lo olvidaba, estamos en el reino de la Esteban...

Me pregunto por qué ordas de mujeres desenfrenadas inundan las calles y las discotecas para lamer la nata de strippers de medio pelo que se creen CR7. El bombero ha sido, es y será el más aclamado, y sinó mirad el calendario de los de Barcelona, bestseller del año. A vosotras no sé, pero este parece que en lugar de apagar enciende...

Me pregunto si hay un día del hombre. Moc moc moc. Luz roja. Perdón, veo que siguen siendo los 364 restantes. Y es que por mucha igualdad que le metamos esto sigue teniendo sabor a rancio. Eso si, los americanos y sus revistas científicas dicen que los hombres que lavan los platos son mejores en la cama, pero stop, no corráis al fregadero, no funciona así my friends.

Dejo de preguntarme y, aunque no me guste la nata, voy a por el bombero, si lo tengo hoy os lo regalo los 364 días restantes. Ja!

martes, 1 de febrero de 2011

Biutiful revolutions

Estaba yo ayer esperando en la puerta del cine cuando vi a un tipo de mirada inquieta haciendo equilibrios circenses en su bici al tiempo que miraba la cartelera sin intención alguna de entrar a pesar de ser día del espectador. Estamos en crisis. Le reconocí rápidamente. Sorpresa sorpresa, acompáñame una vez más. No me has llamado y has abandonado el blog. No sé nada de ti. Ambas son ciertas. Mi cuesta de enero no para de subir y mis aportaciones al blog no paran de bajar. Quizás debería reconvertirlo rollo twitter. 140 carácteres para resumir tus pensamientos.



Parezco egipcia, o tunecina, musulmana bajo un regimen represivo en general. Mis amigos saben de mi por lo que cuento en el blog. Ya decía yo, por eso no me llaman. Quizás organice una revolución, la del geranio la llamaría yo, digo, para no cambiar la sucesión histórica: de los claveles, de los jazmines, de la rosa, de los tulipanes, naranja... cada vez que alguien grita libertad alguien ve poesía en ello y crea metáforas vegetales. Me pasa lo mismo que con los nombres de los huracanes o los de las operaciones policiales. Hay tanto pseudopoeta de bata blanca o tricornio suelto como para llenar la ciudad y tumbar al gobierno.

Mirando porcentajes e historial estamos cerca, unos parados más unos corruptos menos y tampoco somos tan diferentes de los vecinos magrebies. Bueno si, nosotros nos jartamos de brebajes alcohólicos (o a esta también le ha sacado la H la RAE?) y de jamón pata negra. Paparruchas. Una vez conocí a una farmacéutica con un novio argelino, qué hay para cenar habibi? sobrasada. Eso no es cerdo, no?

Yo estoy en Ramadán. He empezado el año con la tontería subida, presintiendo que tenía que solidarizarme con los tunecinos de alguna manera. Welcome al mes sin alcohol (con H o sin ella? leches de RAE, ahora ya no sé escribir). Purificación, limpieza, equinoccio. Chorradas, simple y llanamente orgullo de no caer antes que la vecina. Estas tonterías o las haces por integrista o por idota, a lo CR7. El país no está preparado para no beber, es más caro pedir schewppes de limón (más pena daría pedir trina sin burbujas, no?) que birra. Què tenim? dice Estrella en su nuevo anuncio. Topicazos a diestro y siniestro, como si al trinxat de la Cerdanya se le pudiera denominar haute cuisine. Nos hemos quedado sin canción del verano. Gaga oulalala.

Hoy me he levantado Biutiful, preguntándome si todos los chinos de Barcelona viven como en la peli de mi Javier (en dvd siempre será mío Pe, que lo sepas), preguntándome si Hollywood entenderá algo o sólo se plantea darle el óscar porque se mea en los pantalones, preguntándome cuanto tardarán en estrenar la revolución jazmín, preguntándome por qué Bisbal se cabrea cuando miles de tuiteros se rien de su análisis político egipcio: nunca había visto las pirámides tan vacías. Yo fui a Londres a ver el Big Ben, origen del universo o los habitantes del Congo son conguitos #turismobisbal.

Pues si amigos, así estamos, tuiteando revoluciones florales mientras seguimos un ramadán voluntario. Me voy al todo a 100, tengo que preguntar al chino de abajo dónde duerme.