Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 30 de agosto de 2010

No es un país, es un circo

Italia no deja de sorprenderme.
No es un país, es un circo. Quizás por ello Ibra prefiere ser rossonero y no blaugrana. Pep, ya te lo dije, tanto Martí i Pol no puede ser bueno, ahora te llaman el filósofo. Tómatelo con filosofía.





No es un país, es un circo. Quizás por ello es normal que el libio Gaddafi contrate 500 azafatas entre 20 y 30, de más de 1,65, para una prédica islamista. Como si Alah hubiera dicho que sólo hay que predicar ante las guapas. A mi me ponen 500 buenorros delante y os juro que fundo mi propia iglesia. El sexo cuanto más tarde mejor, dicen algunas... paso de pollas dicen otras... ya veríamos... Amén.


No es un país, es un circo. El plato fuerte del seminario proselitista fue la conversión al Islam de 3 ragazze bien operadas, velo en su sitio y Corán bilingüe en mano. En ese momento Gaddafi prometió a la muchedumbre que Europa sería musulmana. Con la ayuda del tratado de amistad italo-libio. 


No es un país, es un circo. Han enseñado como repatriar gitanos sin que nadie diga ni mu. Los vecinos franceses han tomado nota y venga desmantelar poblados. Adiós perros, volved al monte o dad una vuelta, que es lo único que hacéis bien.


No es un país, es un circo, en el que una actriz porno puede ser diputada (Cicciolina, ¿quien de vosotros no la recuerda?) y en el se envían modelos al Parlamento Europeo, no vaya a ser que las negociaciones sean con rodilleras.


No es un país, es un circo. Como en Valencia, todos rajan de los conservadores, de la derecha machista y apolillada pero Berlusconi, Lippi & compañía siguen afincados en el poder. Como Camps y Rita.


El 30 minuts de TV3 de ayer se preguntaba "¿qué habría pasado si los Lehman brothers hubieran sido Lehman sisters?". ¿Si las mujeres mandaran hubieran cometido los mismos errores? Ni idea, pero me toca los ovarios la puta manera de dirigir las empresas, la política y el mundo caracterizada por una sobredosis de "valores masculinos".


Ante las quejas de mis lectores por mi excesiva positividad, vuelvo al drama al más puro estilo isabelino. Nunca mejor dicho: no es un país, es un circo.


miércoles, 25 de agosto de 2010

Vuelta al cole

Me juego la mano derecha, lo de "la vuelta al cole" se lo inventó el Corte Inglés con su semana de corticoles. A mi eso me suena a medicamento o a enfermedad venérea. La cuestión es que lo malo se acaba, las vacaciones, y lo bueno empieza, el curro. ¿O era al revés? En mi caso no, llamadme como queráis, pero estoy hasta la punta del iceberg de tocarme el tiroliro, quiero hacer algo productivo ya. Alguien tendrá que levantar este país ¿no?



Que te guste trabajar depende de varios factores, la conjunción exacta de los cuales te lleva al santo grial, a la piedra filosofal que todos buscamos laboralmente hablando. Algunos se quedarán a medio camino y no les importará. Esos diran "alabados los que trabajan para vivir y no los que viven para trabajar". Vamos al tema:

1. Ser útil. Parece una paradoja viendo a algunos ejemplares de la especie humana, pero si, lo que hacemos tiene que servir para algo. En este caso, una que se pinta las uñas con el último rojo de Dior es inútil (laboralmente hablando siempre), una que barre la calle no. Algunos estudios y encuestas encargadas por la administración (a cambio o no de trajes y bolsos) son inútiles, la ciencia y la investigación no. A ver que invertimos para salir de la crisis...

2. Ganar dinero. Aunque la época del trueque pasó hace muchas lunas y aunque algunos Slow Life activistas intenten reintroducirla, el dinero (del latín denarius, una moneda romana) mueve el mundo, o eso dicen. Sirve para tapar agujeros, o eso dicen. Corrompe, o eso dicen. En mi caso, el mundo se mueve con ideas, los agujeros se tapan con grava y la corrupción es cosa de señores con traje, los peones no entendemos de eso, aunque nos gustaría, por eso cada viernes jugamos al Euromillón.

3. Tener buenos compañeros. Si tienes la suerte de estar rodeado de inútiles, cambia de empresa antes de ser abducido. Nadar contra corriente no es fácil, menos aún en Pakistán. Si es el jefe el que no folla lo suficiente puedes A) comprarte unas rodilleras y pasar por el tubo, B) cambiar de empresa, pero recuerda siempre C) dónde tengas la olla no metas la p... Recordad que las secretarías son la mano que mece la cuna, amigos para siempre.

4. Poder aspirar a más y/o mejor. Cuando digo aspirar no estoy hablando de coca. Ni más ni mejor, caca de la vaca. El ser humano está insatisfecho y es vanidoso por naturaleza. Algunos quieren más poder, más responsabilidad, más dinero. El más nos la pone dura. Si tengo esto quiero aquello. Del iphone IV al V, de 1 piso a 2 casas y compro porqué toca. Lo que importa es la calidad, no la cantidad, a ver si os dais cuenta de una vez.

5. Cambiar el mundo. Cuando somos jóvenes nos lo comemos. John nos decía eso de Imagine all the people living life in peace. En la Segunda República se decidió que las mujeres también podían votar (aunque acabáramos poco después como el rosario de la aurora). Spencer inventó el microondas, la minifalda se puso de moda, los ingleses empezaron a jugar a fútbol... el mundo más fácil para cambiar es el tuyo propio. Algunos ni eso. Para ser conductor de primera acelera, acelera. Hasta que te la pegas. Disfrutad del paisaje.

Tras las vacaciones os queda esa extraña sensación de lejanía, de melancolía a lo Nino Bravo, de drama depresivo post-vacacional en los casos más agudos. Contestar mails, aguantad el relato de las vacaciones ajenas y a poner tornillos otra vez. Hop hop hop. Pensad que si fuerais chinos no habrías tenido descanso y dad gracias al destino por tener el pasaporte que tenéis.

Sea como fuere vuestro curro, sentíos realizados y dejaos de tonterías. Más tiempo con los colegas y menos tengo que ir a dormir que mañana curro. Ahora que no tenéis hijos podéis elegir, más tarde la tenebrosa hipoteca decidirá por vosotros. Arriba con el tiroliro, abajo con el tirolero.

lunes, 16 de agosto de 2010

Testosterona overdose

Amigas, sin lugar a dudas es un drama que en pleno siglo XXI y con una Ley de Igualdad aprobada en nuestro país todavía tengamos (nosotras, en femenino) que aguantar ciertos comentarios y conductas sexistas. Si amigos, algunos hombres son poco más que seres con las neuronas en la punta del tema y no en la cavidad existente entre oreja y oreja, dónde deberían estar.



Amigas, estoy indignada. Pasar la ITV del coche ya no es una obligación, se ha convertido en una cuestión de autoestima femenina. Te dejas un pastón en el mecánico confiando en su buena fe y ñaca! señorita tiene usted los frenos descompensados, vuelva en 15 días con el problema solucionado o le jubilamos el troncomovil... Claro que cuando un Australopitecus dice por megafonía regodeándose "el coche de Lleideeee, que avance al foso" una ya sabe que está suspendida. Calvo hijo de la luna, follaras más no tendrías que hacerme volver a pasar la ITV!!

Pues voy al mecánico: hay que cambiar, puede que un bombín y una zapata estén en mal estado... ¿Puede? No sé a vosotras, pero a mí bombín me suena a Charlot y de Zapata al único que conozco es a Emiliano. No sé si creen que soy tonta o simplemente cortita. Tanto doctorado y tanto saber qué es un cuello halter ¿para qué? para que un anormal te vacile porque no sabes cambiar una rueda. Cada uno a lo suyo, ellos que cambien ruedas, nosotras pensamos.

Amigas, estamos llegando tan lejos que están acojonados y se agarran al único submundo en el que todavía pueden alardear de hegemonía y sacar a pasear su testosterona. Quita bonita, que ya lo hago yo. Saca pecho y vete a la jungla pecho plateado. Y no es que me importe, no, tengo bastante clara la diferencia entre feminismo y feminidad. Vaya, que me abran la puerta y me dejen su chaqueta si hace frío, pero que no me traten como a un trozo de carne con escote al volante.

Amigas, todavía queda mucho por educar. A ver dónde encontramos un marido que haga la comida y te cambie los frenos de disco... tal y como están las cosas o son gays y tus mejores amigas (que te quitan los novios tras irse de shopping contigo) o son anormales raza hispánica que se creen superiores. ¿No hay un tío normal o qué? Y encima tengo que aguantar a mis amigas casadas... ¿cuando piensas sentar cabeza? ¿Sentar cabeza? Nunca la he tenido tan sentada, sois vosotras las que estáis como una puta cabra con tanta boda, tanto amor eterno y tanto aguantar testosterona mañana, tarde y noche. Overdose.

Amigas, estoy por ponerme a lo Carmen Maura y preparar gazpacho con somníferos para todos para evitar ser una mujer más al borde de un ataque de nervios. No tengo más opciones tras descartar las matanzas americanas con kalashnikov rusa, el lesbianismo y las tijeras en la mirada y el ser una sumisa más, con o sin burka. Paga al mecánico y calla, es la mano que mece la cuna.

Amigas, cada vez me creo más lo de "todos los tíos son gays hasta que se demuestre lo contrario". Quién fuera Kylie Minogue, reina de los gays pero follándose al Velencoso... Puta Barbie, el daño que nos ha hecho! Ni el plastic is fantastic ni el mundo es rosa.
¿qué más se puede decir?

lunes, 9 de agosto de 2010

Lance the German

Vacaciones de verano para mí, vacaciones de verano para ti. No estaba muerta, estaba de parranda estival, pero como Freddy cuando te quedas dormidina, he vuelto. Vaya, que ni Elves, ni Chanquete, ni los dramas han muerto.

Hoy ni incendios en Rusia, ni 65 aniversario de la bomba de Nagasaki, ni el diamante de Naomi Campbell. No. Hay hablaremos de gnomos. Os presento a Lance The German, un nuevo amigo cibernético que tiene como cruzada existencial liberar a los oprimidos. No, no hablo ni de palestinos ni de catalanes, sinó de los gnomos condenados a vivir en un jardín y aguantar las meadas de los caniches.
Lance The German, con su jarra y sus árboles

Admiro a Lance por dos motivos:

1. Es un incansable bebedor de cerveza, de esa bien tirada, con espuma, no como la mierda que sirven en las terrazas por el módico precio de 3 euros. Que chabrocha la chervecha que su chube a la cabecha. Dicen que fue descubierta por accidente por los egipcios o los sumerios, cuando al hacer pan le pusieron demasiada agua a la cebada. Curioso que los pueblos que la descubrieron no puedan beberla por orden divina de Allâh! Ellos se lo pierden, más pa los demás.

2. Como el gnomo de Amelie, se pasea por el mundo liberando los gnomos enjardinados que encuentra a su paso. Es socio fundador del GLG (Grupo de Liberación de Gnomos), al que todo buen paisajista, ambientólogo y persona con sentido común y estético debería unirse. Miles de freaks de todo el mundo se han unido a él y bajo pena de muerte en algún que otro condado, liberan seres del bosque secuestrados.

Lance suele dejar un mensaje a los captores:


Rescata a los enanos:

Y los libera en el bosque más cercano. Este es el primer comunicado de una de las cédulas del GLG. Llamadles locos, ecoterroristas, freaks, defensores de la estética, da igual. Me uno a su grito. Nhai!


Y es que nos empeñamos en dominar lo natural, no sé si porque nos la pone dura ser superiores, o quizá somos tan ilusos como para creer que un día haremos desaparecer los huracanes, terremotos y lluvias monzónicas sólo dándole a un botoncito. El primo de Rajoy y su No-cambio-climático son prueba de ello. Lance, como David, aquel siete veces más fuerte que tú, cuando muera también se convertirá en árbol. Quizá lo haga borracho de cerveza. Yo me pido ser un ciruelo, os lo conté hace poco. Quizá también me emborrache de cerveza. Nhai.