Se ha producido un error en este gadget.

martes, 26 de octubre de 2010

From the lost to the river

Ave María purísima. Sin pecado concebida. Padre, he pecado. Cuéntame hija. He abandonado mi blog demasiado tiempo. Reza 47 avemarías y ponte a escrbir. Vale. Ego te absolvo hija mía.


He estado bajo estado de shock anifiláctico, la realidad me produce reacciones alérgicas generalizadas, me inmunodeprimo y dejo de teclear. Afortunadamente, cuando el día 2 de enero se prohiba fumar definitivamente, y tengamos que comprar latas de estrella en máquinas expendedoras situadas en club de fumadores, la indústria tabacalera no entrará en bancarrota. Ahora dicen que el tábaco tiene un gen que cura el cáncer y que hay que cultivarlo masivamente. Ironías de la vida, el que lo produce puede curarlo. Algo así como los pecados y la iglesia.

Avances de la ciencia a un lado, la noticia de la semana es sin duda Carmen de Mairena. Ella y sus labios de carmesí ya no alquilan habitaciones a 5 euros la hora a las prostitutas del Raval. No, quieren hacer más y mejor por las mujeres de la calle: la consejería de follódromos. Si amigos, nuestra querida muñeca de trapo con tetas arrugadas se presenta a las elecciones catalanas, como número 2 del conocido partido CORI. Conocido porque su number 1, Elves de Reus, ya gobierna un consistorio local. Ilusa de mi, creía que el circo político iría de la mano de Laporta y de los litros de Moët Chandon que se tiraría por encima tal actriz porno, pero no, mi voto mediático se irá a otros lares. Qué se prepare Belén, en Catalunya también tenemos una princesa, la de las putas del Raval.

Es curioso, nosotros llevamos al mundo de la noche a un escaño parlamentario y el país que inventó a las presentadoras con grandes escotes y poca tela abajo, Italia, ahora quiere prohibir las minifaldas. Si Mary Quant, su inventora en los 60, levantara cabeza... Que vivamos en un mundo super size me no significa que lo escaso tenga que desaparecer, ¿no?. Las activistas feministas se han quejado, como también se quejaron cuando una clínica gaditana obligaba a sus enfermeras a llevar tan insinuante prenda. A veces pienso que la gente se pone cachonda sólo con 2 verbos: prohibir y protestar. Curiosamente empiezan por PP.

Prohibir cada día algo nuevo: la minifalda si pero las camisas azules con cuello blanco no, el tabaco si pero las tragaperras no, los shauarmas para llevar si pero los transgénicos no, hablar en la calle por la noche si pero el shit journalism de Sálvame no, poner la música alta en casa si pero los bocinazos no, conducir a más de 80 para reducir emisiones si pero los coches no, los toros si pero los bous no. No sé vosotros, pero yo estoy tendiendo ya hacia un bipolarismo crónico. Lo único que habría que prohibir es el verbo en si mismo.

Protestar a todas horas: que si las pensiones, que si la jubilación, que si el paro, que si los moros crean inseguridad, que si los gitanos roban, que si viene el Papa y gastamos mucho en sus vacaciones en el mar, que si el Barça no juega bien, que si hay un complot mundial contra mi en la cola de correos, que si los bares cierran pronto, que si no queremos más autopistas, que si la gasolina está cara, que si la RENFE siempre va con retraso, que si, que si, quesito, ¡qué se yo!

El que no puede prohibir protesta, el que protesta no tiene el poder de prohibir. Esa es la razón por la que votaré a Carmen de Mairena, para darle el poder de prohibir tras muchos años protestando por las condiciones laborales de las funcionarias nocturnas. Como diría ella "yo tengo mucho glamour porque me ambiento el coño con Ambipur". Total, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, de perdidos al río, o como diría un buen amigo: from the lost to the river.

lunes, 18 de octubre de 2010

Publicidades engañosas

La imaginación no tiene límites.
El medio ambiente no tiene fronteras.
La cultura no tiene idioma.
Da igual si tenemos imaginación, ecoresponsabilidad y cultura, no tenemos ni pa' pipas.



En mi caso, cuando era poco más que un moco con una BH roja callejeando por el pueblo, fui objeto de cálculos astronómicos y esotéricos por parte de una reconocida pitonisa de la zona. Mi carta astral auguraba al César lo que es del César. En otras palabras, hasta los 35 seré poco más de lo que soy: una superviviente en la vorágine cotidiana. Dentro de 4 años mi suerte cambiará, los astros dicen que me convertiré en alguien muy rico y poderoso (Mouhahaha, es decir, risa muy muy siniestra).

Como comprendereis yo no soy nadie para contradecir lo que está escrito. En todo caso puedo cambiarle el formato, adjuntar un gran éxito musical y añadirlo al blog tras colorear una serie de palabras al azar, sin ningún criterio, como la mayoría de cosas que hago. Que este post premonitorio quede para la posteridad y que la estética me salve, si no me mata primero.

Una vez más, y seguro que ya empezáis a intuirlo, empiezo a escribir sin saber muy bien lo que os contaré. Todavía no sé si el éxito es debido a mi campaña mediática en facebook y La Vanguardia o a otros motivos más tenebrosos. Prefiero no saberlo. La cuestión es que las elecciones están a la vuelta de la esquina y sé que muchos teméis que os sobresature con ellas. Prometo por Snoopy no hacerlo, sólo cuando el drama sea tan dramático que un dardo envenenado sea inevitable. Como hoy.

En un mundo políticamente gris, en el que debates, declaraciones, reproches, falsas promesas, actos partidistas, comilonas empresariales y visitas a todos los simpatizantes (si, lo sé, la campaña electoral se vuelve tan pesada como Belén Esteban en Telecinco), hay una pandilla de jóvenes socialistas que se está luciendo con sus slogans electorales.

Vaya, que lo de la imaginación al poder se lo han tomado al pie de la letra... Primero fue el Montilla superhéroe, aquel sin capa ni sombrero. El hombre normal. No es soso, es hipertenso y por eso le han sacado la sal.
 
Ahora le dan a los jueguecitos de palabras: Mas de lo mismo. Lo mismo que digo yo cada mañana al leer los diarios. Lo mismo que pienso yo cada vez que escucho a los politicos.



¿Qué será lo siguiente? Querer hacer divertida la política? querer interesar a los jóvenes? querer salvar lo inevitable os está haciendo caer, queridos sociatas, en el cutrerío publicitario. El único superhéroe de estar por casa al que admiro profundamente es el Cálico Electronico y también ha tenido que retirarse por la crisis. Publicidad inteligente, imaginativa, rompedora, que te haga pensar, que te sorprenda, eso es lo que queremos, que no os enteráis. Y si no podéis, no os gastéis la pasta en tonterías, o la enviáis a África o me la dáis a mi y que se cumpla mi profecía.

Allí va mi ejemplo, regalad memoria si podéis.

jueves, 14 de octubre de 2010

Six feet under

Hoy es uno de esos días en los que dudas de todo. ¿Qué me pongo? ¿Qué desayuno? Científicos de reconocido prestigio en las barras de los bares dicen que es porque una está ovulando. Hola, ¿qué tal? ¿cómo estás? Bien ¿y tú? yo ovulando. Me suena a gallina turuleta, como si las mujeres pusieramos un huevo, dos y hasta tres. ¿O eso eran los globos de la canción? La cuestión, Isabel Pantoja está en el punto álgido de su carrera, aunque sea cantando en los tribunales, el alma se le enamoró demasiado de la pesona indebida; Belén Esteban se ha separado por tercera vez de su querido pero odiado Fran y Si a esto le unimos el rescate de los mineros ya tenemos un resumen de las bases del post-periodismo televisivo.



Los 33 mineros enterrados a 700 metros en Chile han sido rescatados el día 69. Gracias a la NASA éste país segundón, conocido por poco más que el festival de Viña del Mar y por la salsa que lleva su nombre ha pasado a la primera escena mediática. Incluso se plantean montar un Gran Hermano 33, 70 días en una mina. Tampoco se alejaría mucho de lo que ha sido la cobertura mediática del rescate... Algunos datos a resaltar debido a su dramatismo incipiente:

1. Yonny, uno de los mineros, tenía a su mujer y a su amante esperándole fuera. Malas lenguas dicen que se quería quedar en la mina. Ya véis que todo se acaba descubriendo. La mujer no asistió al rescate, se quedó en casa pidiendo los papeles del divorcio. El último que se atrevió a ponerme los cuernos está bajo tierra, amenazó, es minero. Mirando sus fotos te das cuenta que son cayos malayos. Ya lo dice la canción, que se mueran los feos, que no quede ninguno. A la mina.

2. La peluquería lavar, cortar, peinar ha aprovechado el tirón mediático para promocionarse: les ha regalado sesión de maquillaje, peluquería y manicura a todas las mujeres de mineros para estar guapas cuando ellos salgan. Ya se sabe como somos las mujeres y ya se sabe lo que pasa cuando un tío se pasa 70 días sin evacuar, vaya que la primera noche la permanente se te gira del revés. La iniciativa más que lamentable la encuentro sexista.

3. El Presidente y su mujer se han puesto las chirucas y el chubasquero para asistir al rescate. Me encanta el estilo pret-à-porter de los políticos. Arreglado pero informal. Todo por los 33 sepultados, nada para arreglar la seguridad de las otras minas. El Sr. Burns dice que gastar en eso es una mariconada, pero no lo dice muy alto.

4. Televisiones de todo el mundo estaban en Copiapó, a pie de mina, en el campamento Esperanza, un nombre tan poético como cursi para las 4 tiendas de lona que había allí. Manu Chao hace mucho daño a la música, igual que Danielle Steele a la literatura. Para ver el mundo tal y como es pillad un Brieva y saciaos de sarcasmo humorístico.

5. ¿Y ahora qué? ¿jubilación anticipada? ¿salto a la fama? No, los mineros no presentaran un programa rosa. Es la vuelta a la triste y cruda realidad. A comer patatas días sí y día también. A currar 16h. A beber. A engañar a la mujer. Chile no tiene un Sálvame Deluxe, Yonny no es como nuestra queridísima Belén. Yo, yo soy mineroooooo

6. La cápsula se llamaba Felix-II, y yo me pregunto ¿quién es Félix I? Igual tiene relación con el gato, o con el ave que renace de sus cenizas, juas juas.

7. Y por último, ¿quién ha pagado las Rayban que llevaban los mineros al salir? Es más, si los sacaron de noche, ¿para qué las necesitaban? o se han convertido en vampiros Crepúsculo, o se han apuntado a la tribu de los mods o... putos focos televisivos! Ya lo decía yo, a lo Big Brother.

Si los periodistas tuvieran un código deontológico (palabra que viene de ética, no de dientes) se dedicarían a informar, no a montar shows y a destapar las miserias íntimas de esos pobres desgraciados. Es que la sociedad lo pide. Y una mierda, vosotros lo dáis, nosotros lo tragamos con patatas. Es más, si una cadena no se sube al carro se va al paro. Hasta dónde llegaremos... más abajo de six feet under seguro.

domingo, 10 de octubre de 2010

Los sueños, sueños son

Mi mente racional hoy se tambalea.
Los teoremas no siempre sirven, la lógica no domina el mundo.
La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma.



Pocas veces sueño, pocas veces me acuerdo de lo que sueño. Es más, duemo como un tronco, o como una tronca, hablemos con propiedad. Es una pena, siempre me ha gustado eso de levantarte y mientras te tomas el café reflexionar sobre la paranoia surrealista que ha roto tu plácido descanso. Dicen que tienes que escribirlo aún con lagañas en los ojos. Dicen que si cenas como una cerda sueñas. Dicen que el sueño es reparador. Dicen que Freddy te mata durmiendo. Dicen que Freud sólo dormía para después poder autocomentar sus sueños. Dice Calderón que los sueños sueños son. Soñar despierto o dormido, ¿qué más da? Mucho.

Nunca sueño, nunca me acuerdo. Esta noche he soñado que estaba en Sao Tomé con mis amigos africanos. No hacía nada en especial, sólo estaba allí. La musica omnipresente en las calles ambientaba el sueño. El rumor del mar estaba de fondo, el olor a calor húmeda me empapaba. Estaban todos allí, sin más, sólo estaban. No recuerdo los detalles, sólo sé que estaba allí.

A pesar de estar de puente he mirado el correo esta mañana. Creo que es un tic, un vicio autoasumido de éste nuestro mundo moderno. Tienes un e-mail. Hay amigos que escriben poco, hay amigos de los que sabes de uvas a peras, o a manzanas, pero están allí. No hace falta verse cada día, están como si fuerea ayer. Supongo que depende de la intensidad de lo que vives con ellos. Ni puta idea, elucubraciones. Hoy un saotomense me ha enviado un mail. Abade morreu era el título. Abade, mi novio en tiempos de cooperante internacional, de trabajo de campo para el doctorado, ese amor imposible culturalmente, ése que dejé un día porque el amor como todo se acaba, ése se ha piñado con la moto.

La tristeza se ve superada por la casualidad. Yo que nunca sueño. Conexiones dicen, la casualidad no existe, nos la creemos para justificar lo injustificable, porque necesitamos explicarlo, comprenderlo, deducirlo todo. Maldito Descartes y su lógica racional. ¿Qué coño hago yo soñando con el pavo que se acaba de matar con la moto? Pajas mentales a mansalva. A veces buscamos y no encontramos respuesta. Le preguntaré a la pitonisa Lola, o seguiré soñando a lo John Lenon. Al fin y al cabo sin sueños nos morimos, y con ellos también.

Creo que si sueño con alguno de vosotros lo primero que haré es llamar. Pillad el móvil, aunque sean las 4 de la mañana. Hasta entonces, sweet dreams my friends. Yo seguiré intentando descifrar el enigma, o me comeré mi racionalismo con patatas, vuelta y vuelta.

jueves, 7 de octubre de 2010

Tiran más que 2 carretas

Los hijos son unos desagradecidos.
Que lo sea el resto del mundo tiene un pase, gracias es un vocablo que cuesta utilizar, pero que lo sea sangre de tu sangre indica que ésta está contaminada y que necesita urgentemente una regeneración total de esas que se hacían antes: vaciar y volver a llenar, como los cubatas.


Pobre Lluís Llongueras, el gurú de los flequillos desestructurados ha pasado a ingresar en la sustanciosa lista de parados de nuestro país: su hija le ha enviado un burofax y está de patitas en la calle. En dicho documento consta que la empresa ha decidido prescindir de los servicios de Lluís Llongueras a todos los efectos a partir de esta semana "porque las tareas que usted realiza no  son de satisfacción de esta empresa ni ostenta actualmente ningún poder notarial para ejercerlas".Vaya, que si se junta una ex-mujer celosa y dos hijos desagradecidos como accionistas uno se queda sin curro. 

Al leer esta crónica social me han preocupado instantaneamente 2 cosas:
1. ¿Lluis Llongueras tiene hijos? sobre gustos no hay nada escrito, bueno, excepto lo que yo escriba ahora, pero digamos que es el prototipo antilíbido femenina. Es más, su ligero amaneramiento y sensibilidad con los champús y los rizos indicaba claramente otras tendencias sexuales. Hoy en día una ya no sabe a quién insinuarse.

2. Estoy de acuerdo con el burofax, los peluqueros se las dan de artistas cuando en realidad lo que hacen es destrozarte la vida, igual que los arquitectos. Innovar no siempre es bueno. Abstenerse de baños de colores imposibles y mechas rubias. Una rubia, pobre, no tiene la culpa, ha nacido así y contra la naturaleza no se puede luchar, pero una morena que quiere ser rubia es más antinatural que una gallina que pida un macpollo para merendar. Ayer una rubia me dijo: mi excusa es ser rubia, ¿la tuya? van a dominar el mundo las jodias...

Hay dos cosas importantes en la vida para triunfar: o eres rubia o tienes tetas. Si eres una rubia con tetas te hacen ministra. Si eres morena plana, a duras penas te tildan "con capacidad para procrear". Las aventuras y desventuras de una amiga que trabaja en una oficina del INEM me han hecho reflexionar estos días. Con un par de tetas van todos locos y quieren hijos tuyos. Sin ellas no tienes apariencia reproductiva, vaya, que no te comes ni un rosco. ¿será por eso que sigo soltera? La vida con tetas es mucho más fácil, sin ellas no hay paraíso, ya se sabe, tiran más que dos carretas.

Aunque, bien pensado, sin negar la presunta relación inicial entre tetas, pareja estable y maternidad, hay una excepción aberrante que confirma o desconfirma la regla: las actrices porno. Con tetazas se comportan como las solteras, todos quieren intentar tener hijos suyos pero si los tienen se van al paro. La vida es muy puta.

Conclusión, o me pongo tetas y me tiño de rubia y elijo entre procrear o tirarme al mundo del porno o sigo comiendo bocadillos y sobras masculinas hasta que me empache o me vuelva anoréxica. To be or not to be. Pero una cosa atormenta mi degradada mente: si yo no voy por la calle preguntándome si los tios la tienen grande, ¿por qué ellos te miran primero el escote y después los ojos? Nos vestimos como putas, claro. Amigos, menos pantalones cagados y más bañadores de leopardo por favor, seamos justos: o marcamos todos o la puta al río.

domingo, 3 de octubre de 2010

Como si fuera ayer

Es increíble como NO pasa el tiempo.
Nervios, qué nervios.
Te reencuentras con las coleguis del insti tras un parón de 8 años y todo sigue igual. Aquí tiene señora, su turno de la carnicería: ¿qué es de tu vida? ¿de mi vida? Mmmmm...


Imagino que los encuentros con viejos amigos son como el corredor de la muerte o la UCI de un hospital: intentas resumir tus logros vitales en 5 minutos y lo único que se te ocurre decir es que en Canadá hacía un frío de la hostia y que por eso volviste. En momentos así te das cuenta de muchas cosas, de lo que ha sido y es importante y de lo que no. Ni hijos, ni casa, ni forrada hasta la laringe. Tengo un doctorado, un blog y una casa rural. ¿Alguien quiere un poco más de vino? ¿Me ves cara de embarazada? Bien.

El listón estaba alto, de repente zas! 2 embarazadas de golpe. Antojos y pataditas. La próxima vez que las vea iré con unos patucos bajo el brazo. Cuchicuchicuchicú. Las integristas del parto natural se comen la placenta. Vuelta y vuelta. Lo sabíamos las que no estábamos embarazadas. El mundo está loco o mis amigos me explican demasiadas historias imposibles. Una arquitecta que trabaja en una tienda pija, una logopeda que me dice que no proyecto al hablar (¿que no proyecto? cagüen...) y la cantante de Stendhal Syndrome. ¿nos tomamos un mojito no? A ver si Elsa canta y baila, desde Cuba para tu feeling.

El poder de facebook es inescrutable, pero todavía hay galos en el tema, resistentes, autoconvencidos de la pérdida de tiempo 2.0. Faltaba una. Si hubiera encontrado la agenda de EGB tenía el teléfono de casa de sus padres; maldita mudanza. Mallorca/Calabria, me acuerdo. Aunque malas lenguas dicen que se hizo ocupa, quizá repartía Levi's el otro día en Passeig de Gracia.

¿y tú qué tal? Estás igual. 
Me encantaría volver a ver la Bola de Cristal
Confieso que por suerte o por desgracia he cambiado mi chaqueta de lana roñosa y cremallera, la vespa, por un chapa de Suelen en la solapa y unos zapatitos rojos. Estás igual. Confieso que no he vuelto a poner un pie en Plataforma, aunque sigo recordando esas interminables horas esperando que abriera el metro. Los domingos siguen siendo un día perdido para mi. Estás igual.

Profe aquí profe allá. Todavía no me maquillaba. Qué cabrones. En esa época fumar Camel te hacía sentir especial. O no, siempre hemos sido las raritas. Jugaba al kiriki horas y horas a cambio de un cortado. El tiempo pasaba despacio. Qué fuerte, qué fuerte, qué fuerte ¿salías con ese? Cuando una es joven hace gilipolleces, eso o la gente cambia en cantidades industriales y a velocidad interestelar. En la treintena, welcome my friends. El vodka-naranja lo deje en el Valle dice una. Fiestas mayores sobrehumanas. Creo que no tengo un sólo amigo que no haya vivido una noche de confusión en mi pueblo. Será la altura.

La resaca del encuentro es agridulce, Elsa hace los mojitos un poco cargados. Ayer la máquina del tiempo me llevó lejos, muy lejos de aquí, pero cerca, muy cerca de la esencia, de los inicios, de las culpables. Yo antes era una niña bien... Hay que repetirlo, intentemos no tardar 8 años más. Claro, claro. Convencidas hasta la médula. Ya veremos. Soy joven todavía, pero ya he aprendido que las palabras se las lleva el viento. Que se las lleve, el eco me las devolverá si son verdaderas.